domingo, 11 de febrero de 2018

María Terremoto & Fernando de la Morena





Sobrecoge pensar lo que se ha cantao en esa familia y cómo se ha cantao
Impresiona imaginar el eco milenario que se aloja en tantos barrios, en tantos hogares y en tantos rincones de Jerez.
 

Jueves 15 de febrero de 2018. Entrada 12 Euros (socios gratis)
Sala Sandaru (C/ Buenventura Muñoz, 21, 08018 Barcelona)

María Fernández Benítez “María Terremoto” es descendiente de la saga de cantaores de la familia “TERREMOTO” de Jerez de la Frontera. Nieta del genio del cante Fernando Fernández Monge “Terremoto de Jerez” e hija del Cantaor Fernando Fernández Pantoja “Fernando Terremoto”. Así pues, es inevitable pensar que lleva el cante en las venas. Sin embargo en el flamenco, como en tantas profesiones, el arte no lo hacen los apellidos ni los topónimos. Nos gusta decir que el arte lo hacen los artistas. Y en eso anda María Terremoto, que orgullosa de su herencia trabaja cada día con ímpetu pero con humildad para seguir creciendo y aprendiendo del arte y de si misma. “Mi padre, si viviera, hubiese querido que mi lanzamiento como cantaora no hubiese sido tan pronto. Él habría preferido que yo hubiese estudiado el flamenco en profundidad antes de subirme a un escenario” (sic) contaba ella misma en la entrevista que concedió a EL ESPAÑOL el 31 diciembre, 2015.


Aún así, al escuchar a María Terremoto hay algo en su metal, en su rabia antigua que nos invita a preguntarnos cuántos siglos lleva esa sangre templando sus fatigas por soleá, por siguiriyas... Resulta mágico imaginar que en ella habita la simiente ancestral de la genialidad, pero lo que realmente nos emociona es entrever la hechura y los mimbres que ya posee para ser la cantaora que soñamos, la cantaora que ella ha decidido ser. Los poderes que tiene Terremoto son una potencia vocal enorme y un bello timbre. Conoce los estilos, desde luego, y su sentido del ritmo la acredita como digna sucesora de su familia: su abuelo Fernando Terremoto, su padre Fernando Terremoto hijo y su tía abuela María Soleá” (Juan Verguillos – Diario de Sevilla)
 



Desde que en la Navidad de 2014 se subiese a las tablas del Teatro Villamarta de su Jerez natal para participar en la Zambomba cantando el villancico de su padre “Diciembre”, son muchos los escenarios y festivales por los que María ha paseado su talento, siendo galardonada en la Bienal de Sevilla de 2016, y después de maravillar en un concierto que muchos califican de histórico, con el Giraldillo Revelacion cuando apenas tenía 16 años.


 

María es y quiere se cantaora; y quiere ser, que ya lo es, Terremoto. A mí me gustaría formarme en solfeo, ser maestra de cante y, como mi padre, llegar a componer”. La genética, el timbre de voz y el poderío ya lo tiene. El oficio y la sabiduría se forja y se apuntala día a día con el amor y con la pasión con la que María Terremoto afronta el desafío: ser ella misma y seguir siendo Terremoto. Por lo pronto, esta noche nos visita este vendaval de arte, de energía, de fuerza y de juventud.

En su concierto en El Dorado, María contará con la complicidad del toque cabal y jerezano de Fernando Carrasco “Fernando de la Morena”  (Jerez de la Frontera, 1985).


EL DORADO
SOCIEDAD FLAMENCA BARCELONESA